Narrativa fantástica y el triunfo de la imaginación

Etiqueta: Magia

Nunca hay demasiada magia

La frase del título es mía. Es muy probable que alguien ya la haya dicho antes, o alguna otra muy parecida. Es una especie de mantra para mí, uno en el que creo fervientemente.

Adoro la magia. Adoro las historias donde hay magia, sean historias de fantasía épica, oscura o u cualquier otra. Me da igual si son juveniles o adultas (distinción que muchas veces carece de sentido a los ojos del lector, en mi opinión)

Me gusta tanto esa frase y la tengo tan presente porque en numerosas ocasiones me da la impresión de que toda la corriente fantástica opina de forma diferente: que la magia tiene que tener un límite, que hay una cantidad «justa» de magia. Y esa es una idea que no comparto ni soporto.

Seguir leyendo

Érase una vez… Primavera

Ya llegó. Detrás de las nubes acechaba la primavera esperando poder colarse por una rendija. Hemos vencido a la oscuridad, los días se alargan y tenemos más horas de luz. Es el final del túnel, el triunfo victorioso. Pero, ¿de verdad lo es?  Porque basta una mínima helada para que la primavera se retraiga. Basta una pequeña borrasca para que la explosión de color y luz se cubra de sombras. ¿Podría la primavera traer peligro y oscuridad en las historias de fantasía además de luz?

Seguir leyendo

El Reino del Cuco

Vivimos en un mundo de fantasía y magia aunque en parte nos hemos olvidado de ellas o no les prestamos atención. Junto a nuestro mundo existen otros mundos repletos de maravilla esperando que crucemos a verlos. Incluso en nuestro propio mundo se esconden rincones, a veces rincones enormes, que contienen un sin fin de maravillas. Vivimos en Reino del Cuco.

Seguir leyendo

Umbría: tierra de fantasía y magia

Anoche soñé que volvía a Umbría.

Deja que te hable de un lugar donde hay magia, magia de la buena, de esa que no se explica ni necesita reglas. Un lugar muy especial que espera tu llegada y la esperará siempre: Umbría.

Está por el norte de España. No sé exactamente cómo dar con él aunque ya haya estado allí dos veces. Supongo que podría trazar mi viaje: tren, autobús, coche incluso. Confío en que acabaría llegando. Estoy seguro de que Umbría me dejaría entrar, de que estaría allí esperándome.

Seguir leyendo