¿Quién lo hizo?

Un asesinato. Varios sospechosos. Un asesino entre esos personajes del libro. Tu misión: leer la novela e intentar adivinar quién lo hizo. Si no lo consigues no hay problema: el autor lo resuelve por ti al final, delante de tus narices, indicándote pistas que estaban ahí y no te habías dado cuenta.

Sin duda la Reina de este género es Agatha Christie. Sus novelas dominan como ninguna otra este planteamiento y además ha explorado, en mi opinión, todas las versiones posibles y todo el juego que el ¿quién lo hizo? puede dar.

O eso creía, hasta que leí Las siete muertes de Evelyn Hardcastle, de Stuart Turton. Mi primer libro del año, leído en cuatro días.

‘¿Quién lo hizo?’ se renueva: Agatha Christie, Atrapado en el tiempo y Black Mirror

No lo digo yo, lo dice la contraportada de Las siete muertes de Evelyn Hardcastle:

Una extraordinario mezcla de Agata Christie, Atrapado en el tiempo, Origen y Black Mirror.

quien-lo-hizo-las-siete-muertes-evelyn-hardcastle

Si la lees, usa algo para tomar notas.

Yo he quitado lo de Origen porque creo que está metido con calzador, para darle más enjundia. Ya sabes como son las contraportadas, no te puedes fiar mucho de ellas.

Pero en este caso, aún quitando la referencia a Origen, lo que queda, por increíble que parezca, es la verdad. Una mezcla extraordinaria que da como resultado una novela adictiva, de las que no puedes soltar.

Suena a cliché, lo sé. Pero créeme, es cierto.

Qué tiene de Agatha Christie

quien-lo-hizo-agatha-christie

Si no sabes quién es, sal de mi blog.

Toda la estructura. Es un ‘¿Quién lo hizo?’ de manual. La época, la ambientación… Una casa victoriana en un lugar apartado donde se celebra una fiesta. De hecho, la casa incluye solario, biblioteca, salón, galería, despacho… tiene de todo. Y cristaleras en las habitaciones principales por las que se puede entrar y salir.

Hay un lago, un cementerio, unos establos, un bosque… En fin, que parezco de una inmobiliaria. Si te gusta el formato ‘¿quién lo hizo?‘ te gustará esta casa.

Y por supuesto, lo más importante: un asesinato y una serie de sospechosos, los personajes, entre los cuales se encuentra el asesino.

Qué tiene de Atrapado en el tiempo

quien-lo-hizo-atrapado-tiempo

La trama de esta película se copia una y otra vez, una y otra vez…

Ah, aquí es donde la historia se renueva de un modo sorprendente y original.

Además de todo lo anterior, la situación es esta: siempre se repite el mismo día. El día del asesinato.

Y al igual que en Atrapado en el tiempo, el protagonista está obligado a vivir lo mismo un día tras otro, hasta que resuelva el crimen.

Y por si esto fuera poco…

Qué tiene de Black Mirror

quien-lo.hizo-black-mirror

La sacudida que ha provocado esta serie…

Cada día, el protagonista se despierta en el cuerpo de un invitado distinto.

Une las tres cosas, y dime que no es genial.

El protagonista no sabe nada de su vida antes de despertar en la casa. Cada día vive el mismo día, pero cada día lo hace siendo un personaje diferente. Y para acabar con eso, debe resolver el crimen.

Todo lo que hay detrás de esta situación de pesadilla (quizás por eso hablan de Origen) es también la parte Black Mirror.

Por todo esto, en cuanto vi el libro en la tienda y leí la contraportada, no lo dudé ni un momento.

El todo es más que la suma de las partes

Ese todo gira en torno a un ‘¿quién lo hizo?’ clásico, pero da como resultado algo mucho mayor.

Por un lado, la parte extraña y surrealista de las historias de Black Mirror haciendo que el protagonista viva la misma historia repetida siendo varias personas (y, si no has caído aún en la cuenta, párate y reflexiona sobre lo que esto implica).

Lo combina con la fascinación por los bucles y paradojas temporales, y la búsqueda del modo de salir de él. Si no resuelvo el crimen, ¿puedo tener otras opciones para escapar de esta repetición?

Y todo eso sostenido mediante el fabuloso armazón de ‘¿quién lo hizo?’, una estructura que sigue gustando y triunfando. Y que, como las mismas novelas de Agatha Christie, nos cuenta una historia que va más allá de un asesinato o un misterio por resolver.

Una vez más, este género nos habla de la naturaleza del ser humano.

‘¿Quién lo hizo?’, una pregunta vigente

Busca cuántas adaptaciones de novelas de Agatha Christie se han hecho para el cine o televisión. Mira su cifra de ventas (y que continúa hoy en día). Ve a cualquier librería y busca sus novelas: no tendrás dificultad en encontrar alguna novela suya. Y seguro que alguna nueva edición, incluso.

Dios salve a la Reina… del crimen

Te hablo de Agatha Christie porque es la Reina indiscutible de este formato. Hasta la fecha, no he encontrado a otro autor que la supere ni que la iguale. En el enlace de arriba te hablo de ella y de cómo sus historias son mucho más que historias de asesinatos.

Pero siempre digo eso, que sus historias son “más que historias de asesinatos”, como si una simple historia de asesinatos fuera poca cosa. Y ni mucho menos.

Planear y construir una trama que funcione para una novela de ‘¿Quién lo hizo?’ no es fácil. No puedes ser muy evidente mostrando las pistas, por ejemplo. Y debes mostrar pistas. No puedes hacer trampas y presentar a un asesino que aparece en las últimas diez páginas y del que no se ha sabido nada en toda la novela.

La pregunta de ‘¿quién lo hizo?’ sigue vigente porque nos sigue gustando un misterio, más aún un misterio que podamos resolver. O que creamos que podemos resolver. De ahí la importancia de que la novela dé pistas suficientes y que el asesino sea uno de los personajes.

quien-lo-hizo-novelas

Otra reedición más de las novelas de Agatha Christie

Pero además de eso, sigue vigente porque al mismo tiempo que vamos interrogando a los sospechosos a través del protagonista, vamos conociendo algo más de esos sospechosos. Conocemos diferentes personas con diferentes modos de ser. Modos de ver el mundo, de actuar, creencias, patrones de comportamientos, etc.

En definitiva, personajes que nos muestran diversos ejemplos de la naturaleza humana (término que gustaba mucho de emplear Agatha Christie) en momentos especiales, esto es, cuando tiene lugar un crimen.

¿Quién lo hizo?‘ y la naturaleza del ser humano

El asesinato y buscar al culpable es la trama, pero entrelazada con ella está todo un análisis del ser humano.

¿Qué lleva a alguien a asesinar a otra persona? ¿Qué hace que alguien sea cómplice? ¿Por qué algunos personajes callan lo que saben?

¿Qué se despierta emocionalmente cuando estamos inmersos en una investigación, cuando “hay un asesino entre nosotros”? Ira, deseo de venganza, nuestros auténticos escrúpulos, querer sacar partido, búsqueda de justicia o quizás una nueva apreciación de lo que es justo mientras un personaje piensa “es bueno que haya muerto”, etc.

Una novela con formato ‘¿quién lo hizo?’ es a la vez una excusa para hablar de las personas. En Las siete muertes de Evelyn Hardcastle, además de la combinación de Agatha Christie, Atrapado en el tiempo y Black Mirror, hay una cosa más: el ser humano.

El olvido, el perdón, la capacidad de redención y de compasión del ser humano: esos temas están ahí, en la novela. Y el empleo del formato ‘¿quién lo hizo?’, junto con los demás elementos fantásticos, hace que la formulación de las cuestiones que realiza sobre esos temas sea tan buena.

Motivo y oportunidad

¿Qué tienen este formato para convertirse en un vehículo tan bueno para estos temas?

quien-lo-hizo

Como psicólogo, la respuesta que se me ocurre a esa pregunta es el asesinato. No el hecho de matar a alguien, sino todo lo que lo rodea. Un crimen es un hecho que hace que todo cambie. Empuja las acciones, las emociones y las personalidades al límite, bien porque haya algo que esconder, porque haya temor, ira… o porque aclare las cosas claras, mostrando a la gente -los personajes- como son.

Durante toda la historia existe esa tensión continua y esa lucha por mantener la atención, por no bajar la guardia.

Poirot, en las novelas de Agatha Chrisite,  con frecuencia tiene conversaciones con los personajes sobre cualquier cosa, una vez pasado el interrogatorio. Y es en esas charlas donde obtiene muchas veces información decisiva para hallar al culpable.

El asesinato sacude la “normalidad” y revela capas interesantes de los personajes.

¿Quieres saber como es alguien de verdad? Pon un asesinato sobre la mesa.

Metafóricamente, claro.

Así que te animo a que leas Las siete muertes de Evelyn Hardcastle y disfrutes de la historia, de todas sus historias. Y si quiere, cuéntame: ¿qué es lo que más te gusta del formato ‘¿quién lo hizo?’