No vas a creer lo que me pasó anoche.

Ya sabes lo que toca en los días últimos del año. Aparte de las cenas y la familia y los regalos. Hablo de esa manía de hacer balance, como si no tuviésemos tiempo de balancearnos durante todo el año. Pero así es nuestra mente, sigue adorando los ritos del tipo que sea, y esta fecha, además de un rito de paciencia, son un excelente rito de transición anual. De balance.

Seguir leyendo