Nada Empieza Nunca

fantasía, misterio y oscuridad literaria

Categoría: Escribir (página 2 de 7)

Vieja historia, nueva historia, misma historia

Escribir es contar una historia. Y probablemente la historia que se cuente sea una vieja historia. Pero puede ser también una nueva historia, contada de un modo diferente, desde un punto de vista distinto.

Seguir leyendo

Los límites del escritor

Los límites del escritor aparecen en cuanto empezamos a escribir. Crear una historia es crear personajes, lugares, situaciones. Hilar una trama en torno a una idea, esculpir una obra en torno a un tema. A veces, utilizas el tema como la propia herramienta, como el cincel con el que se talla la piedra o el palo de modelar con el que se da forma al barro.

Sea como sea, todo eso es el proceso de volcar, de construir. Como quien despliega sobre la mesa los elementos con los que va a trabajar. También hay otros procesos en los que retiras elementos en lugar de añadirlos; momentos en los que la obra “decrece” como parte de su crecimiento. Esther Magar ha escrito hace poco sobre eso, y yo he tenido el placer de colaborar hablando sobre los procesos creativos.

En ese proceso de creación hay unos muros de contención. Unos límites. No hablo de límites externos, como pudieran ser un número de palabras máximo (si estás escribiendo un relato para un concurso) sino de otros internos y propios.

Más de un muro, en realidad.

Seguir leyendo

Escribir con la camisa limpia y los zapatos sucios

Esta semana, David Olier ha publicado una entrada en su blog El Rincón de Cabal sobre algo que sé que es verdad pero que mi obsesión por la perfección se niega a creer: “hecho mejor que perfecto”.

He decidido hacer parada en el blog en agosto y planificar varias cosas: el propio blog, las novelas y relatos que están amontonados en mi mesa, otros proyectos de escritura, etc.

Y entonces, ¿qué es esto de camisa limpia y zapatos sucios? Pues la unión de dos cosas: querer escribir algo antes del «descanso» planificador de agosto y poner en práctica lo de mejor hecho que perfecto. Y para ello he revisado y dejado lista esta entrada, cuyo borrador tenía en el diario.

No recuerdo cuándo surgió la idea para este post, pero sí te puedo decir que se trata de una metáfora sobre escribir que surge de mi experiencia personal a partir de mis zapatos.

Seguir leyendo

Cuenta, no muestres

¿Conoces lo de «muestra, no cuentes«?

Pues deja que te cuente.

Esta semana no iba a escribir nada. Eso te lo iba a mostrar la ausencia de entrada durante esta semana. Pero han pasado cosas, ni muy relevantes ni muy significativas, que han hecho que ahora mismo, a las 22:08 del viernes, me siente ante el teclado a contarte esto.

Te podría mostrar todo lo que me ha llevado hasta aquí, hasta el momento en que escribo esto. Tendría que remontarme tiempo atrás, bastante, para «comenzar mi historia por el principio de ella». No sé cuál sería el momento exacto: ya sabes que nada empieza nunca. Pero si hemos de concretar un inicio sería ese momento en el que, después de leer una y otra vez el consejo de «muestra, no cuentes», me dije a mí mismo que eso me parecía una tontería.

Pero deja que te muestre algo antes.

Seguir leyendo

« Siguientes entradas Recientes entradas »