Agatha Christie: mucho más que asesinatos

agatha christie

Agatha Christie no necesita presentación, y por tanto no voy a hacerla.

La primera vez que leí una novela suya tendría unos doce años. No recuerdo cuál fue, tal vez Misterio en el Caribe, aunque puede que fuera otra de relatos cortos. No puedo saberlo con exactitud porque he releído sus novelas varias veces. Sí recuerdo que el protagonista era Hercules Poirot: ese nombre me parecía ridículo.

Si estás apuntado a la lista de correo, te contaré cómo conseguí mi primera novela de Agatha Christie.

El móvil del escritor

Por aquella época, mis lecturas giraban casi en torno a los mismos pilares que ahora. No, en realidad eso no es cierto. Aún no había leído El señor de los anillos (que tanto me ha influido a la hora de escribir, para bien y para mal). Leía novelas de Poe y Lovecraft que, la verdad, no recuerdo cómo llegaban a mí. Aún no había conocido al Único Dios Verdadero, Clive Barker (pero faltaba poco). Y otras figuras importantes, como Neil Gaiman, Brandon Sanderson o Ursula K. Le Guin estaban por llegar.

Nada empieza nunca, ya sabes. No puedo señalar el momento primero, si tal cosa existe, que marque el punto exacto a partir del cual yo dijera “quiero escribir”. Fue antes que todo esto, tal vez. Fue a la vez que todo esto. O quizás no existe tal punto exacto.

Lo que sí sé es que cuando tenia esa edad y decía que quería ser escritor, antes que Barker, Sanderson o Gaiman, estaba ella: Agatha Christie.

agatha christie

Mis novelas de Agatha Christie, compradas de segunda mano desde mi adolescencia

Yo quería escribir novelas como las suyas. Me encantaba, y me sigue encantando, el modelo “quién lo hizo”: varios personajes, una serie de pistas en la narración y la promesa de que si eres lo bastante listo podrás adivinar quién cometió el asesinato antes del gran final con todos los sospechosos reunidos en una habitación (muy victoriana, a ser posible).

Por eso, antes de que acabe este año, quiero rendir homenaje a esta escritora conocida por sus novelas de misterio y asesinatos, pero que también hablaba de otras cosas en sus historias. Y homenaje también a su modo de escribir, sus tramas, su forma de contar las historias: elementos que siguen marcando las cosas que escribo, aunque sean de otro género.

El asesinato es la pista falsa: la cosa va de la naturaleza humana

Las novelas de Agatha Christie son de asesinatos a resolver. En teoría tú puedes descubrir al asesino antes que el protagonista. Digo en teoría porque a veces la Señora Christie se tomaba algunas licencias, hacía un poco de trampas o estiraba la casualidad de tal modo que, en algunas novelas, es casi imposible que logres adivinar quién es el asesino.

Pero eso es también la magia de sus novelas. Que creas que puedes lograrlo. Que te quedes justo al límite de conseguirlo.

Pero eso es solo una parte. El asesinato es un medio para mostrar algo que a la autora le fascinaba, como decía ella misma varias veces a través de uno de sus personajes, la srta. Marple: la naturaleza humana.

En torno al asesinato se desarrolla toda una trama donde vemos diversas facetas de la psicología humana. Incluso a pesar de las ideas y convencionalismos del momento temporal en que está escrita cada una, hay elementos que son igual de actuales y potentes en nuestro tiempo.

agatha christie

Pocas lupas verás tú en las novelas de Agatha Christie.

Por eso sus historias no son de detectives de lupa y búsqueda de huellas. El propio Poirot ridiculiza ese método en varias ocasiones, apostando por el uso de las “células grises”. Porque junto con el asesinato en sí, Agatha Christie nos habla del ser humano: sus motivaciones, sus miedos, sus ansias. Habla de la condición humana, y eso es algo atemporal

Humor y autocrítica

Uno de sus personajes secundarios que aparece en algunas novelas, habitualmente junto a Hercules Poirot, es Adriadne Oliver, una escritora de novelas de misterio. Agatha Christie utilizó a este personaje como una forma de retratarse a ella misma.

Tiene algunas frases memorables, pero no puedo decirte en qué novela dice cada una. Por ejemplo, en una ocasión Adriadne Oliver está hablando de sus novelas (esto es, Agatha Christie está hablando de sus novelas a través del personaje de Adriadne Oliver) y dice que “tiene algunas buenas” (las comillas y la cita literal digamos que es, ejem, muy libre).

Es divertido ver a un escritor haciendo crítica de sus propias obras a través de un personaje que le refleja. Adridne Oliver se queja continuamente del detective de sus novelas, el finlandés Sven Hjerson.  “¿Y qué sé yo de Finlandia?” es otra frase, asumimos que literal, que Adriadne Oliver dice en alguna novela. Agatha Christie creó a Hercules Poirot, que es belga (“Belga, mademoiselle, no francés”). El paralelismo está claro.

agatha christie

Si eres fan de Agatha Christie, sabrás por qué hay una foto de manzanas aquí mientras hablo de Adriadne Oliver.

Otro elemento es la intuición femenina. Las novelas de Agatha Christie están escritas durante un amplio lapso de tiempo, desde finales de los 20 hasta los 70. La influencia victoriana es enorme (afortunadamente) y clichés como la intuición femenina o el sexo débil son frecuentes. Adriadne Oliver hace gala continuamente de su excelente intuición femenina cuando se ve mezclada en algún asesinato.

Por supuesto, no da ni una. Nunca

Agatha Christie pone sobre la mesa ese cliché de la intuición, y no sólo la intuición femenina. Hastings, por ejemplo, es otro personaje que se deja llevar por sus “impresiones”. Sin llamarlo intuición, la autora hace uso de la misma idea en personajes masculinos.

Pero a pesar de este tópico de la intuición, la Reina del Crimen pone mucho cuidado en que las deducciones de sus personajes tengan su buena carga de reflexión y razonamiento.

Grandes personajes

Hercules Poirot y Jane Marple son sin duda los más famosos. Otros personajes que aparecen en varias novelas, menos que Poirot y Marple, son el matrimonio Beresford. Cada personaje refleja un modo de pensar y actuar diferentes.

Hercules Poirot suele saberlo casi todo desde el principio, aunque son frecuentes las escenas en las que se reprocha a sí mismo lo tonto que ha sido por haberse dejado engañar. Carece de modestia y de humildad: es inteligente y lo sabe, y se cuida bien de recordárselo a todo el mundo tantas veces como haga falta. Poirot roza la caricatura, y aún así es un personaje muy real.

agatha christie

David Suchet es EL MEJOR HERCULES POIROT que ha habido nunca en la pantalla.

Por el contrario, Jane Marple tiene un modo distinto de resolver los asesinatos. Para ella, la naturaleza humana es la misma en todas partes. Esté donde esté, todo el mundo le recuerda a alguien de su pueblo, St. Mary Mead. Y así, estableciendo esos paralelismos o, mejor dicho, viendo los elementos comunes en las diferentes personas -la naturaleza humana- deduce quién lo hizo.

Agatha Christie prefería a la Srta. Marple y al matrimonio Beresford. De hecho, en algunas entrevistas la autora confesó que no le gustaba Hercules Poirot. Sin embargo, cuando se hizo la primera adaptación de una obra de teatro en donde aparecía Poirot, la autora no quedó contenta con la obra, y para remediarlo, escribió Café solo, que ha sido novelizada hace unos años al igual que otras obras de teatro que escribió, como Una visita inesperada o La telaraña.

Puede que no le gustara Poirot o que incluso lo odiara (al igual que Adriadne Oliver estaba harta de su detective finlandés) pero era su personaje, y velaba por él.

Y así de rara puede llegar a ser la relación entre escritores y sus personajes.

Agatha Christie ya lo ha hecho todo antes

Creo sinceramente que es muy difícil crear un escenario de misterio del tipo “quien lo hizo” que Agatha Christie no lo haya creado ya. Todas las posibles variantes están ya cubiertas, todos los enfoques: Diez negritos, Asesinato en el Orient Express, Muerte en el Nilo, El misterio de Sittaford, Telón, Noche eterna, El asesinato de Roger Ackroyd

agatha christie

Todas, que las tengo todas. Y hay más que no salen en la foto.

Pero como le dijeron a James Henry, se le puede dar otra vuelta de tuerca. Su narrativa, su modo de desarrollar la trama, su forma de jugar con el lector llevándole a creer una cosa, empujándole por un camino para luego desvelar que no era por ahí… todo eso puede volver a utilizarse, y no sólo en novelas de asesinatos.

Dejar indicios en la narración, tanto para conducir como para despistar al lector, no es algo exclusivo de las novelas de detectives o de Agatha Christie. Por ejemplo, una frase que tengo escrita en grande a la vista siempre que escribo (o en mi mente si no estoy en casa) es una de Sanderson, dicha a través del personaje de Kelsier (El Imperio Final): “Siempre hay otro secreto”.

 

Agatha Christie no es “literatura seria”, ni falta que le hace

Si alguien sabe la diferencia entre literatura seria y no seria, que me la diga. Por lo general, la no seria es la literatura de género: fantasía, terror, ciencia ficción, etc. No comparto eso ni de lejos, pero siempre que se hable de Agatha Christie se buscará el modo de incluir algún comentario sobre su “no seriedad” o resaltando el “entretenimiento” como la principal cualidad de su obra.

Como si entretener con una novela fuese un delito, no te jode.

Al mismo tiempo, sus textos han sido estudiados desde un punto de vista lingüísticos, porque claro, molesta mucho que esta señora que no escribía “literatura seria” venda tanto. Su método ha sido estudiado y emulado.

Acabo con dos apuntes. Uno es para mí: no olvidarme de que hace muchos años quería escribir historias así, y sigo queriendo hacerlo. Agatha Christie merece un lugar de honor en este blog.

El otro es para todos. Al igual que con otros escritores, muchos de ellos escritores “serios”, de los que escriben “literatura”, cuando yo esté muerto se seguirán leyendo las novelas de Agatha Christie. No me cabe duda.

Y una pregunta final imposible: ¿cuál es tu novela favorita de esta autora? Es una pregunta imposible porque es imposible elegir solo una, ¿verdad?

4 Replies to “Agatha Christie: mucho más que asesinatos”

  1. Me encantó tu artículo, Óscar. Puntual homenaje a la reina de reinas del género policíaco. Es obvio que también es mi autora favorita y que he tenido el privilegio de leer toda su obra y de disfrutar tanto de Hércules, como de Miss Marple, o de Tommy y Tuppence, y de Ariadne Oliver.

    Sus personajes detectivescos son entrañables. Gracias a ella aprendí a amar el género policíaco y a disponerme a conocer a otros estilos y autores.

    Como escritor, es una ejemplo de disciplina en el oficio y jamás, jamás será una “autora” no seria.

    No siempre bestseller (o superventas como le dicen ustedes, del otro lado del charco) es sinónimo de falta de valor literario. Agatha Christie es ejemplo conspicuo que contradice el prejuicio.

    Autora que siempre se respetó a sí misma, pero ante todo a sus lectores.

    Abrazote desde este lado del charco.

    1. Hola, Ernesto,

      Pues del todo de acuerdo con lo que dices, por supuesto. Desde luego que es un ejemplo de disciplina: solo hay que ver la cantidad de obras que escribió, y no sólo sobre asesinatos y misterio. Además, cualquiera que lea sus novelas, si presta algo de atención, verá claramente que no solo es una novela de detectives (que no es poco); habla de más cosas al mismo tiempo, o mejor dicho, utiliza el asesinato y el misterio para reflejar elementos de su entorno, tanto de las personas como la sociedad.

      Me gusta lo que has dicho de “autora que siempre se respetó a sí misma”; qué cosa tan importante.

      Un abrazo de vuelta.
      Óscar

  2. Muy buen artículo. A mí Agatha Christie me encanta. Me acuerdo que el primer libro que leí de ella fue “Maldad bajo el sol”. Es verdad, no sabría decirte cuál es mi preferido 🙂

    1. ¡Es que es difícil elegir solo uno! 🙂
      A mí me costaría, desde luego. Y además tiene algunos relatos cortos muy buenos, algunos incluso tocando temas como el espiritismo y la mediumnidad.
      Gracias por pasarte a comentar. Me alegro de que te haya gustado. Para el año próximo quiero darle más espacio, que es un delito no haberle dedicado una sola entrada en todo este tiempo.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *